NUEVAS TARIFAS SOBRE EL APROVECHAMIENTO TAJO-SEGURA Imprimir
Martes, 24 de Noviembre de 2009 18:43

Todavía nadie se ha puesto de acuerdo en conocer el verdadero coste del trasvase Tajo-Segura, aunque el Consejo de Ministros haya aprobado nuevas tarifas para el aprovechamiento de las aguas trasvasadas.

Recientemente se han incorporado nuevas variables de cálculo y se han publicado diversos estudios científicos tratando de dilucidar si el coste del metro cúbico de agua desalada es más barato que el de agua trasvasada, pero no hay acuerdo. Es más, cada día que pasa es más difícil actualizar esos costes porque las consecuencias derivadas del trasvase son más numerosas, no han sido tenidas en cuenta, son difícilmente cuantificables y, además, son acumulativas.

Durante más de 30 años, la cuenca del Tajo ha sido y está siendo sometida a un sinfín de perjuicios derivados de ese acueducto: culturales, productivos, de aprovechamiento, sociales, ambientales, ecológicos, etc. Todos esos perjuicios son la consecuencia de una degradación constante y creciente a que se ha sometido al Tajo a raiz de la construcción del trasvase Tajo-Segura.

Eso que hoy son perjuicios fueron capacidades de desarrollo, equilibrio, bienestar y disfrute que permitieron ser, existir y permanecer a todas las cumunidades biológicas -humanas o no- instaladas desde hace miles de años a orillas de la cuenca del Tajo.

Esas capacidades fueron aniquiladas al trasladarse a otros lugares donde la madre naturaleza engendró otras capacidades adaptadas a su entorno y no debidamente preservadas por la mano del hombre que las explotaba. Quisieron trasladar el órgano de hacer huevos de oro desde la gallina al laboratorio sin reparar en que órgano y gallina no pueden existir por separado.

Y es que, los ríos no son simples contenedores de agua; son portadores de vida creciente, desde el germen más pequeño y elemental hasta el más complejo, como toda una civilización.

Acaso ¿puede alguien poner precio a una parte del patrimonio artístico de una ciudad como Toledo, asentada a orillas del Tajo que la alumbró?.

Toledo ha perdido la capacidad que le dío el Tajo para producir huerta y pesca como medio de sostén permanente de vida; ha perdido la capacidad por retener en la noche a sus visitantes al pie de vegas y frescos paseos estivales; ha perdido la capacidad por contemplar y disfrutar de los museos de la naturaleza que ofrecía el Tajo; ha perdido la capacidad socializadora que le daba el río; ha perdido la capacidad regenerativa de sus aguas, a veces tranquilas y claras, a veces turbulentas y bravas; ha perdido... en fin, la capacidad contemplativa que nos impedía vivir de espaldas al Tajo.

Nadie puede fijar un precio a tan considerable pérdida porque ninguna compensación económica pude sustituir a la vida de un río.

El tiempo nos enseña a dar valor a las cosas que se pierden. Y éste no es tiempo ni lugar de compensaciones sino de Reconquistas.

EL TAJO TAMBIÉN ES PATRIMONIO, ¡EXIJÁMOSLO!. Es nuestra tarifa.
 

 

Alejandro Cano - Plataforma de Toledo en Defensa del Tajo